Powered by OrdaSoft!

Mensajero Espírita

Grupo de Estudios Avanzados Espíritas
http://www.geae.inf.br

Fundado en 15 de octubre de 1992
Boletín mensual con distribuición Electronica

"Fe imperturbable es solamente aquella que puede encarar la razón, cara a cara, en todas las epocas de la humanidad", Allan Kardec


Año 01 - Número 1 - 2001           1 de enero de 2001

Sumario

Editorial

Textos

Preguntas

Noticias



Editorial

Presentación del Mensajero Espírita, Carlos Iglesia, GEAE

Estimados Amigos,

    Hacen algunos años, los brasileños que se encontraban lejos de sus hogares, trabajando o estudiando en los Estados Unidos, tuvieron contato con el intenso uso que se hacia de la Internet en las Universidades americanas. Uno tuvo la idea de empezar un grupo de discussiones sobre la Doctrina Espírita. Por entonces, la Internet aún era campo de trabajo de especialistas o sus alumnos y se ya dejaba entrever sus futuras posibilidades, no habia ganado la atención del publico en general.

    El nuevo grupo empezó por la invitación - Boletim GEAE número 1 - distribuida en 15 de octubre de 1992 por Raul Franzolin en la BRASNET, newsgroup donde entonces se reunián los brasileños "internautas", y el nombre escojido fue "Grupo de Estudios Avanzados Espíritas". El Avanzado del nombre se referia a la nueva frontera que se pretendia adentrar. El nombre estaba de acordo con la definición que dan al termo los dicionários:

  •     Avanzar: Ir hacia adelante;
  •     Avanzado: Se aplica a lo que se adelanta, antecipa o aparece en primer termino o linea;

    El GEAE fue el primer de su genero - un grupo regular de estudios espiritas - en la Internet. Al largo del tiempo el grupo cresció. Con el crescimiento de la Internet, más y más espíritas tuvieron la oportunidad de conectar-se a rede y dentre ellos algunos se juntaran al grupo. De los primeros números, con distribuición direta de las ediciones, se pasó a un página - sediada por primero en la Universidad Nueva de Lisboa y criada por Sergio Freitas - y a una distribuición más automática. Con el crescimiento del grupo se estabelecieron contatos con amigos que no entendian el Português y asi surgió el "Spiritist Messenger" (1997: The Spiritist Messenger, number 1) , publicación mensual con los mismos propósitos del Boletim GEAE.

    Hacen 8 años que el grupo se reune por la Internet, un grupo de amigos - ahora con cerca de 5.000 personas en mas de 25 paises - que buscan juntar esfuerzos en el estudio fraterno y que tienem solamente por objetivo entender un poco mas de la Doctrina Espirita. El nombre ha quedado un tanto desatualizado, pero por lo que representa de la historia del grupo, sigue siendo nuestra presentación en el mundo virtual.

    Tenemos procurado através del Boletim GEAE, con la publicación de textos en español, juntar esfuerzos con los amigos hispanohablantes pero las barreras de idioma no son tan faciles de se derrumbar - hay dificuldades mutuas de comunicación, que tornam dificil la efectiva participación de nuestros amigos del mundo hispanico. Así, con la ayuda de Juan Miguel y de su esposa Conchi, de Málaga - España, estamos ahora empezando nueva etapa en el grupo - una edición en español, dedicada a la publicación de artículos en este idioma, comentários sobre ellos, respuestas de preguntas y noticias de interes de la comunidade espírita.

    La finalidade del grupo permanece la misma, aproximar fraternalmente los espíritas en la Internet, para el estudio conjunto - aprendices, que somos todos nosotros, ciertos que solamente en el esfuerzo comum podremos atingir la verdad maior. El Espiritismo es una Doctrina que no tiene dueños, ni hierarquia que imponga una interpretación o una verdad absoluta - La verdad solamente se atinge por el consenso y por la analisís racional de todas las alternativas y proposiciones. Método cientifico y argumentácion fundamentada, no solamente en argumentos sólidos, sino tambiém dentro de la más estricta comprobación.

    "Fe imperturbable es solamente aquella que puede encarar la razón, cara a cara, en todas las epocas de la humanidad". Allan Kardec - El Evangelio según el Espiritismo.

    Invitamos a todos que tiengan interes en el estudio, en la discusión produtiva que se juntem a nosotros. No pretendemos ser los portadores de la verdad - solamente tenemos la esperanza de juntos procurarla; No queremos hacer proselitismo, creemos que la mejor propaganda es el ejemplo; No tenemos la ilusión de que cambiaremos el mundo, nos quedaremos satisfechos se pudermos cambiar para mejor a nosotros mismos.

    El nuevo periódico se llamará "Mensajero Espírita".

    Mensajero Espírita, porque muchas vezes llevaremos las informaciones a amigos que se encuentram en tierra lejanas. Lejos de otros espiritas, o mismo a pequeños grupos isolados en sociedades indiferentes al problema del ser, del destino y del dolor.

    Mensajero Espírita, porque la información de que seremos portadores no tiene otra finalidad que contribuir con el trabajo hecho por los grupos y federaciones espíritas - y donde no los hay, ayudar a los pioneros que allí llegaram.

    Mensajero Espírita, porque no tenemos otra pretensión a no ser los portadores de las informaciones, que serán contribuiciones de diversas origens, enviadas por los participantes del grupo.

    Mensajero Espírita, porque oímos y estudiamos ideas de muchas localidades, sin interferir en grupos o federaciones locales. No es nuestro propósito participar de disputas de cualquier naturaleza, mucho menos de disputas internas. Ni tenemos el derecho de hacerlo, ni la pretensión de la sabiduria para tanto, ya lo dicemos, somos un grupo de aprendices.

    La inscripción será hecha por la página del GEAE en español, http://www.geae.inf.br/el, y el prójimo número será distribuido en los comienzos de febrero a los inscriptos. Excepcionalmente este primer número, de presentación, se está distribuiendo a la lista del GEAE, del Spiritist Messenger y a algunos amigos para divulgación.

    En este primer número, nos gustaria de homenajear la gran dama de la divulgación espírita en lengua española - Amalia Domingos Soler - que, entre otras realizaciones*, dirigió la revista Espírita La Luz del Porvenir durante los años 1879 al 1899. Muchos de sus articulos han sido publicados nuevamente en libros por el Centro Espírita "La Luz del Camino", de Orihuela (Alicante) y por la "Editora Espírita Allan Kardec" (Centro de Estudio Espírita Allan Kardec), de Málaga, y distribuidos gratuitamente.

    Si fuera dado a los hombres invitar un espíritu para Paraninfo de un nuevo enpreendimento, sin duda alguna invitariamos a la incasable Sevillana - que huérfana, dolente de la visión y en la pobreza extrema, dedicó todas sus fuerzas para propagar el Espiritismo en España y en la America Latina - tal qual en nuestra tierra, el Brasil,  alumnos humildes invitan maestros ilustres para presidir la cerimonia de su graduación.

    Mucha Paz y Felicidad para todos,

   Carlos Iglesia
   Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.


* "Testimonios de su laboriosidad inagotable son: El Criterio y El Espiritista, de Madrid; La Gaceta de Cataluña, La Luz del Porvenir, y la Revista de Estudios Psicológicos, de Barcelona; La Revelación, de Alicante; El Espiritismo, de Sevilla; La Ilustración Espírita, de Méjico; La Ley de Amor, de Mérida de Yucatán; La Revista Espiritista, de Montevideo; La Constancia, de Buenos Aires; los Anualli dello Spiritismo in Italia, en Italia; El Buen Sentido, de Lérida, y otros periódicos que sería largo enumerar." Trecho de un artículo del periódico La Revelación, de Alicante (Memorias de una Mujer, Amalia Domingo Soler, Ed. Amelia Boudet, Barcelona)


Presentación, Juan y Conchi, GEAE

    Bien, con el comienzo del nuevo milenio comenzamos también una nueva etapa y es la de la difusión a través de un periódico distribuido por la Internet como es el Boletin presentado por mi gran amigo Carlos Iglesia, uno de los editores del GEAE, un grupo de responsabilidad y sensibilizado con la doctrina espírita codificada por Allan Kardec.

    Nosotros, mi esposa Conchi y yo, trataremos de aportar a la página de español lo mejor de nosotros que tengamos; ahora, aunque conocemos un poco el mundo de Internet, somos muy novatos y estamos aún muy verdes en la mecánica técnica de la que bien conocen nuestros amigos del GEAE.

    Es desde esta página que te agradecemos el honor que nos haces de participar en tan magnifica idea amigo Carlos. :-)

     Tiempo es llegado de trabajar, de investigar y de tener personalidad y criterios propios, no inducidos por terceros; cada persona es un mundo que debe de aprender a descubrirse y a ser ella misma; las cosas hay que ponerlas en su sitio y no mezclarlas, a lo sumo ínter ligarlas por lo que tengan de común, el trigo y la paja deben ser separados para que sirvan a su fin, pues cada componente tiene un valor propio.

    El Espiritismo en España ha tenido grandes figuras, de las que tomamos referencia; desgraciadamente de algunas, no tenemos literatura con referencia a sus trabajos; pero sí que volcaron su vida a la doctrina que nos consuela, nos enseña, y que siempre permanecerá incólume por el hecho en sí de ser una Ley de la Naturaleza.

    Desde esta página os damos un abrazo desde Málaga en España.

    Juan y Conchi.
    Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.



Textos

Utilidad del Espiritismo y sus Progresos, Amalia Domingo Soler, España


(Texto publicado en el libro "La Luz del Camino", que reune articulos de Amalia Domingo Soler publicados originalmente en el periódico "La Luz del Porvenir". El libro es distribuido gratuitamente por el grupo "La Luz del Porvenir" de Orihuela - Alicante)

    El Espiritismo, difunde una luz que penetrará desde el palacio del potentado hasta la cabana del rústico aldeano, luz que en medio de la diversidad de escuelas, de sistemas y de opiniones religiosas, políticas y sociales que dividen a la humanidad actual, será de un gran poder para iluminar a todos.

    El Espiritismo tiene por objeto combatir la incredulidad y sus funestas consecuencias, dando prueba patente de la existencia del alma y su vida futura. Se dirige a todos en general pero muy particularmente a los que no creen en nada y a los que dudan, cuyo número es muy grande por desgracia.

    El Espiritismo que sabe que toda creencia es superficial y sólo da las aparencias de la fe pero no la fe sincera, expone sus principios a la vista de todos de modo que puede cada cual formar opinión con conocimiento de causa. Los que lo aceptan lo hacen libremente y porque lo encuentran racional. No impone una creencia, invita a un estudio; no pretende convertirse por sorpresa, sino que se le estudie detenidamente, para después rechazarlo o aceptarlo.

    Los espiritistas decimos: al que nosotros viene como hermano, como a hermano lo recibimos; al que nos rechaza le dejamos en paz; pero guardándole las mismas consideraciones.

    El Espiritismo nos enseña la influencia que el mundo invisible ejerce con el mundo visible y las relaciones que entre ambos existen, como la astronomía nos enseña las relaciones de los astros con la Tierra; nos la presenta como una de las fuerzas que gobiernam al Universo y contribuyen al sostenimiento de la armonía general. Y este conocimiento de ultratumba nos lleva a la resolución de infinidad de problemas insolubles hasta ahora; nos da la prueba patente de la existencia del alma; de su individualidad después de la muerte, de su inmortalidad y de su suerte verdadera; es pues, la destrucción del materialismo no con razonamientos sino con hechos.

    Por esto, hermanos míos: Cuando los dogmas religiosos se derrumbam minados en su base por la ciencia positiva y el espíritu de examen de nuestro siglo; cuando las falsas y desconsoladoras interpretaciones de la ciencia materialista buscan en vano solución a las grandes cuestiones morales y satisfacción a los anhelos y aspiraciones de la humanidad; cuando todo se halla perturbado y pidiendo regeneración, y se agita el problema político "unido en nuestros días al problema social, que es ante todo un problema religioso"; cuando más oscuro se ve el horizonte y más intricado el camino, conduciéndonos por todas las partes al abismo como irremediable y desastroso fin; cuando hasta las mismas conquistas de la civilización semejan convertirse en elementos perturbadores para sumir a la humanidad en las tinieblas de caótico desconcierto; en este momento supremo en que todo se pone en tela de juicio y de todo se duda, hasta la existencia de Dios y de nuestro yo inmortal, aparece providencialmente el Espiritismo hecho de todos los tiempos, con el doble carácter de ciencia de observación y de doctrina filosófica, sentando las bases de la religión del porvenir que ha de resolver todos los problemas hoy planteados.

    Abriga esta seguridad el Espiritismo proclamando la:

  • Existencia de Dios.
  • Infinidad de mundos habitados.
  • Preexistencia y persistencia eterna del Espíritu.
  • Demonstración experimental de la supervivencia del alma humana por la comunicación medianímica con los espíritus.
  • Infinidad de fases en la vida infinita de cada ser.
  • Recompensas y penas como consecuencia natural de los actos.
  • Progreso infinito. Comunión universal de los seres. Solidariedad.

    Sí, certamente; con estos principios, el Espiritismo viene en el momento preciso a abrir la era nueva de una transformación social y religiosa. Pero a diferencia de las tradiciones religiosas que han mantenido a los pueblos en la servidumbre del pensamiento, el Espiritismo no admite más que las demonstraciones por los hechos estudiados en sus causas y en sus efectos, y rechaza todo supernaturalismo: Sometiendo sus principios al crisol de la razón, no impone ninguna especie de creencia, y por lo tanto no teme la discusión; llama a los librepensadores imparciales y a los amantes de toda idea grande y generosa susceptible de transformar el actual estado social demonstrando por medio de una creencia positiva, la imperiosa necesidad para todos indistintivamente, de someterse a la ley de Solidariedad, que encierra los grandes principios de libertad, igualdad y fraternidad.

    La base de toda filosofia y de todo saber, resumida en la célebre inscripción del templo de Delfos, "conócete a tí mismo", es un problema resuelto con la contestación que el Espiritismo da a los tres eternos interrogantes:

    ¿ De donde venimos ? ¿ Qué somos ? ¿ A donde vamos ? y la existencia de la inmortalidad del yo espiritual, que las escuelas espiritualistas no han podido probar de una manera incontestable, por medio del razonamiento, merced a los fenómenos espiritistas es una verdad que puede ser ya positivamente demonstrada, sin contestación posible, por los investigadores concienzudos.

    Así el Espiritismo no dice: "cree" sino "estudia" y en esto fia su fuerza atractiva, y a eso debe sus inmensos progresos.

    Ninguna escuela filosófica, ninguna doctrina religiosa alcanzó en tan poco tiempo el desarrollo y extraordinario crecimiento que ha tenido el Espiritismo.

    Este ha entrado en una fase de investigación científica con los trabajos de William Crookes, el célebre químico inglés de Sollner, y de Paul Gibier el eminente médico Francés, a quienes precedieron en la afirmación de la realidad de los fenómenos espiritistas distinguidos sabios; naturalistas como Alfredo Resull Vallase, físico y químico como Varley, y otros eminentes profesores; y astronómos como Flamarión, genios como Víctor Hugo, y una pléyade de grandes literatos contemporaneos.

    Con tan ilustre compañia, bien pueden soportar los espiritistas el calificativo de locos, que también se lo dieron sus contemporáneos a los mas notables descubridores y a los grandes bienhechores de la humanidad.

    De modo que, en el curso de los progresos del Espiritismo, los principios que proclama concluirán por ser aceptados como la expresión de la realidad porque la influencia de la Verdad, la Belleza y la Bondad de las cuales cada uno tenemos un destello por la esencia de donde hemos salido, tiende a evolucionar hacia la armonía que es el bien, objeto esencial de nuestra doctrina, la cual se impone a la razón como una verdadera ciencia, sin que pueda ser destruida por los sofismas de falsos sabios.

    A medida que se extiendam las ideas que el Espiritismo da de la existencia de Dios y su justicia, y de las sucessivas existencias del alma, se verá como ha dicho un profundo pensador; que las impaciencias se calman, las ambiciones se entibian, las disidencias de los partidos se borran, los espíritus se reúnem para un fin común, con un mismo pensamiento, y la opinión pública tomará una fisionomía nueva, permitiendo llenar sus aspiraciones justas.

    Entonces el ser humano, llevará con paciencia el destino que le toca en la tierra, persuadido de que, por duro que sea, es una prueba que ha merecido, y que si la sufre con grandeza de ánimo y resignación durante los instantes de la vida planetaria, dará un gran paso adelante en la vida eterna.

    Mirará con piedad al orgulloso de alma baja que explota o desprecia a sus semejantes, compreenderá que la justicia divina no puede ser completa aquí en la tierra porque hay una vida eterna, y como consecuencia necesita de esto, resolverá con sentido justo y armónico el hoy gravísimo problema social realizando el mejoramiento colectivo en virtud del mejoramiento individual, con cumplimiento del deber, libremente aceptado por impulso de la propria conciencia.

    Tal a ser, el resultado de los progresos del Espiritismo, y para ello aparece, sin duda, providencialmente con sus caracteres actuales, moviendo a un tiempo la razón y el sentimiento, con el doble objetivo de impulsar al hombre a conocer y amar.

    Sí; somos todos hijos del mismo Padre y todos nos hemos de tolerar uns aos outros, proclamando y practicando la Solidariedad y la Fraternidad universal. Para confundir a toda la humanidad, en el sentimiento de adoración a Dios y en el estrecho abrazo que simboliza la ley suprema de amor.

    He aquí porqué yo siento inmensa satisfación allí donde se propague el Espiritismo, y mi Espíritu emocionado tributa en estos momentos un afectuoso recuerdo de gratitud al inolvidable Kardec que nos legó una filosofia tan grande como luminosa suplicándole que desde esos mundos de luz donde mora, nos ayude a continuar su obra. Y se lo tributemos también a toda esa pléyade de sabios escritores y escritoras que van difundiendo la luz de tan bello ideal, a quienes saludo con toda la efusión de mi alma.

    ¡ Gloria a los bienhechores de la humanidad !

    ¡ Gloria al Espiritismo !


Aprender, Juan de Barro, España

¡Que mayor riqueza aquella que la de aprender!
sin trabas, sin dogmas, sin preconceptos
con la mente y el corazón abiertos
a la comprensión, al amor, a la tolerancia, es, enriquecer
el patrimonio del alma y unas de las primeras premisas
es reconocer nuestra pequeñez de conciencia y a veces nuestra altivez
de no ser así, se convierte en.........soberbia.

Soberbia la peor consejera, te elevas en un pedestal
carcomido por la intransigencia, la envidia y el celo
soberbia que cuando más alta te crees de más alto caes
acompañada en las alas del desamor y la frialdad
cavas la fosa a tus pies........¡que pena me das!
miremos en nuestro interior, para ver si dejamos pasar
a tan indeseable señora, con cortesía invitarla a salir
salvo, claro esta, que con ella queramos convivir

La doctrina espírita con Kardec, nos enseña a razonar
nos enseña a investigar, a la razonada fe, pero sobre todo a respetar
y a partidos o bandos no tomar
por bandera la libertad del libre pensar
y por destino esclarecimiento y Amor a la Humanidad
y ese es el camino que tomé, y si volviera a reencarnar
volvería de nuevo, con mucho amor a tomar.

Juan de barro


Las cinco alternativas de la humanidad, Rogério Coelho, Brasil

    En el excelente libro Obras Póstumas, aunque no sea un libro básico del Espiritismo,  nos ha enseñado Allan Kardec que nosotros tenemos tan solamente cinco sendas después de la  muerte, como vamos a ver más adelante...

     Por lo tanto, nuestro propósito en este estudio es hacer un viaje a través de  esas cinco posibilidades a ver cual de ellas podríamos elegir para nuestra gran caminata rumbo a la destinación espiritual asignada por Dios para Sus hijos creados sencillos e ignorantes...

    Muy pocos hombres hay que vivan sin ocuparse del mañana.  Si, pues, nos desvelamos por lo que seremos después de un día de veinticuatro horas, con mayor razón es natural que nos desvelemos por lo que será de nosotros después del último día de nuestra Vida, puesto que no se trata de algunos instantes sino de la Eternidad.

    ¡Viviremos o no viviremos!

    No hay término medio.  Ésta es una cuestión de Vida o muerte.   ¡La suprema alternativa!...

    Si se interroga el sentimiento íntimo de todos los hombres, responderán:  ¡Viviremos!, y esta esperanza es para ellos un consuelo.  Una insignificante minoría se esfuerza, sin embargo, y especialmente de algún tiempo a esta parte, en probarles que no vivirán.

    Es preciso confesar que esta escuela ha hecho prosélitos, principalmente entre los que, temiendo la responsabilidad del porvenir, encuentran más cómodo usar del presente sin limitación alguna, sin sentirse perturbados por la perspectiva de las consecuencias.  Pero  no pasa de ser ésta la opinión del menor número.

    Si vivimos,  ¿Cómo viviremos? ¿Qué condiciones nos rodearán?  En este punto varían los sistemas con las creencias religiosas o filosóficas.

    En la primera parte del libro básico del Espiritismo El Cielo y el Infierno, Capítulo I, ítem 1, Allan Kardec pregunta y enseña al mismo tiempo:

    Existimos, pensamos, obramos; esto es positivo.  Pero también morimos; lo que no es menos cierto.  ¿Adónde vamos?  ¿En qué nos convertimos al dejar la Tierra? ¿Nos encontraremos mejor o peor? ¿Seguiremos siendo o ya no seremos?   Ser o no ser, ésta es la alternativa; el siempre o el nunca más, el todo o la nada.   O se vive por toda la Eternidad o con la muerte todo acaba.   Vale la pena reflexionar en ello.

    Todos los hombres, sin excepción, sienten la necesidad de gozar de la Vida, del amor y de ser felices.   ¡Mirad, si no!  Si a un hombre que sabe que su hora está cercana, le decís que no es así y que, por el contrario, será más feliz de lo que nunca fue, veréis como todo su ser palpita de gozo.   Pero, ¿de qué servirán semejantes aspiraciones si un soplo bastase para hacerlas desaparecer?

    ¿Existe acaso un pensamiento más desesperante que el de la aniquilación absoluta?   Los sentimientos nobles, la inteligencia, el progreso, el saber trabajosamente adquirido, todo estaría perdido.   ¿Para qué esforzarse por ser mejor, por reprimir las pasiones, para qué fatigarnos en ornar nuestro Espírito de bellas cualidades si no se ha de recoger ningún fruto y, sobre todo, si se cree que mañana ya todo será inútil?   Si no hubiera mañana, la suerte del hombre sería cien veces peor que la de la bestia, pues ésta vive en el presente para la sola satisfacción de sus apetitos materiales sin aspiraciones futuras.   Algo, una especie de secreta intuición, le dice que tal cosa no es posible?.

    Todas las opiniones sobre el porvenir del hombre pueden reducirse a cinco alternativas principales, que pasamos a resumir sumariamente, con el fin de que la comparación entre ellas sea más fácil, y de que cada uno pueda escoger, con conocimiento de causa, la que le parezca más racional y mejor responda a sus aspiraciones personales y a las necesidades de la sociedad.

    Esas cinco alternativas son las que resultan de las doctrinas materialista, panteísta, deísta, dogmática y espiritista.

DOCTRINA MATERIALISTA

    Asevera la doctrina materialista: La inteligencia del hombre es una propiedad de la materia.  Nace y muere el organismo.   El hombre no es nada antes ni nada después de la Vida corporal.

    Consecuencias:  No siendo más que materia el hombre, sólo son reales y envidiables los goces materiales.  Los afectos morales carecen de porvenir; con la muerte quedan rotos para siempre los lazos morales.   Las miserias de la Vida no tienen compensación.  El suicidio viene a ser el fin racional y lógico de la existencia cuando no hay esperanza de alivio en los sufrimientos, inútil es contrariarse para vencer las malas inclinaciones.   Mientras estamos en la Tierra, debe vivirse para sí lo mejor posible.  Es una estupidez molestarse y sacrificar su reposo, su bienestar por otros, es decir, por seres que a su vez serán anonadados y que jamás volverán a verse.   Los deberes sociales quedan sin base.   El bien y el mal son cosas convencionales y el freno social se reduce a la fuerza material de la ley civil.

    Ciertamente las ideas espiritualistas del pasado son insuficientes en nuestro siglo; pero, por el hecho de que un principio sea mal o falsamente aplicado, ¿se sigue que debemos rechazarlo?   Con las cosas espirituales sucede como con la legislación y todas las instituciones sociales que para que no perezcan, es preciso acondicionarlas a los tiempos actuales.   Pero, en vez de presentar algo mejor que el caduco espiritualismo, el materialismo ha preferido suprimirlo todo, lo que le dispensaba de la investigación, y parecía más cómodo a aquellos a quienes importuna la idea de Dios y del porvenir.   ¿Qué se diría de un médico, que notando que el régimen seguido por el convaleciente no es bastante sustancial para su tratamiento, le ordenase que no comiese nada?

    Lo que más destaca y sorprende en la mayor parte de los materialistas de la escuela moderna, es el espíritu de intolerancia llevado a   sus últimos límites.   ¡Ellos, que reivindican sin cesar el derecho de libertad de conciencia!...

    Hay en este momento y por parte de cierto partido, una conjuración contra las ideas espiritualistas en general, entre las que sehalla naturalmente comprendido el Espiritismo.

    Lo que busca el materialismo no es un Dios más justo y mejor, sino el dios-materia, menos molesto, porque no se le han de rendir cuentas.   Nadie niega a semejante partido el derecho de tener su opinión y de discutir las contrarias, pero lo que no se le puede conceder es la pretensión singular, por lo menos en hombres que se erigen en apóstoles de la libertad, de impedir a los otros que crean a  su manera y discutan las doctrinas que no aceptan.  Intolerancia por intolerancia, no es mejor la una que la otra.

DOCTRINA PANTEISTA

    Según la doctrina panteísta el principio inteligente o Alma, independiente de la materia, es tomado al nacer en el todo universal.   Se individualiza en cada ser durante la Vida, y a la muerte vuelve a la masa común como las gotas del agua al océano.

Consecuencias: Sin individualidad y sin conciencia de sí mismo, el ser es como si no existiese.  Las consecuencias morales de esta doctrina son exactamente las mismas que las de la materialista.

Observación:   Cierto número de panteístas admite que el alma, tomada al nacer en el todo universal, conserva su individualidad durante un tiempo indefinido y que no vuelve a la masa común sino después de haber llegado a los últimos grados de la perfección.   Las consecuencias de esta variedad de creencia son absolutamente las mismas que las de la doctrina panteísta propiamente dicha, porque es completamente inútil tomarse el trabajo de adquirir algunos conocimientos, cuya conciencia ha de perderse, anonadándose después de un tiempo relativamente corto.   Justo en el momento en que llegase al conocimiento y a la perfección suprema el Alma sería condenada a perder el fruto de todos sus trabajos, perdiendo su individualidad.

DOCTRINA DEISTA

    El deísmo comprende dos tipos o categorías distintas de creyentes: los deístas independientes y los deístas providenciales.

    Los deístas independientes creen en Dios y admiten todos Sus atributos como Creador.   Dios, dicen, ha establecido las leyes generales que rigen el Universo, pero creadas estas leyes, funcionan por sí solas, y Su autor no Se ocupa más de ellas.   Las criaturas hacen lo que quieren o lo que pueden sin que Dios Se preocupe con ellos.  No hay providencia, y no ocupándose Dios de nosotros, ni debemos darLe gracias, ni perdirLe nada.

    Esta creencia es resultado del orgullo, y de la idea de verse sometido a un Poder Superior, del cual procuran emanciparse, es lo que lastima su amor propio.  Mientras unos recusan semejante poder, otros reconocen su existencia, pero condenándole a la nulidad.

    Existe una diferencia esencial entre el deísta independiente del cual acabamos de hablar, y del deísta providencial. En efecto, este último cree, no sólo en la existencia y virtud creadora de Dios desde el origen de las cosas, sino también en Su intervención incesante en la creación y Le dirige súplicas, pero no admite el culto externo ni el actual dogmatismo.

DOCTRINA DOGMATICA

    Según la Doctrina Dogmática, el Alma, independiente de la materia, es creada al nacimiento de cada ser.   Sobrevive y conserva su individualidad después de la muerte.  Desde ese momento, su suerte queda irrevocablemente fijada.   Sus progresos ulteriores son nulos, y por consecuencia, intelectual y moralmente es para toda la Eternidad lo que era durante la Vida.  Siendo los malos condenados a castigos perpetuos e irremisibles en el infierno, resulta que el arrepentimiento les es completamente inútil, pareciendo que Dios Se niega a concederles la posibilidad de reparar el mal que han hecho.   Los buenos son recompensados con la visión y contemplación perpetua de Dios en el Cielo.  Los casos en que pueden merecerse eternamente el Cielo o el Infierno, dependen de la decisión y juicio  de hombres falibles, a quienes es dado absolver o condenar.

    Hay, entonces, la separación definitiva de los condenados y de los elegidos.  Inutilidad, respecto de los condenados, de los socorros morales y consuelos.  Creación de ángeles o Almas privilegiadas, exentas de todo trabajo para llegar a la perfección.

    Consecuencias:  La doctrina dogmática deja sin solución los graves problemas siguientes:
 

  1. - ¿De dónde proceden las disposiciones innatas, intelectuales y morales, que hace que los hombres nazcan buenos o malos, inteligentes o idiotas?
  2. - ¿Cuál es la suerte de los niños que mueren en edad temprana?  ¿Por qué entran en la bienaventuranza sin aquel trabajo a que están sujetos otros durante largos años?  ¿ Por qué son recompensados sin haber podido hacer el bien, o privados de perfecta dicha sin haber hecho el mal?
  3. - ¿ Cuál es la suerte de los cretinos y de los idiotas que no tienen conciencia de sus actos?
  4. - ¿Cómo se justifican las miserias y enfermedades al nacer, no siendo resultado de la Vida presente?
  5. - ¿ Cuál es la suerte de los salvajes y de todos los que forzosamente mueren en el estado de inferioridad moral en que se hallan colocados por la misma naturaleza, se no les es dado progresar ulteriormente?
  6. - ¿ Por qué crea Dios almas más favorecidas que otras?
  7. - ¿ Por qué llama a Sí prematuramente a los que hubieran podido mejorarse si hubiesen vivido más, puesto que no les es permitido progresar después de la muerte?
  8. -¿ Por qué ha creado Dios ángeles, llegados sin trabajo alguno a la perfección, mientras otras criaturas están sometidas a las más rudas pruebas, y en las cuales tienen más probabilidades de sucumbir que de salir victoriosa?

    Podríamos hacer muchas otras preguntas que también quedarían sin respuestas.

    Es incomprensible, por lo tanto, la existencia de los materialistas y de los incrédulos.  Dicen los Espíritos Amigos que a bien poca cosa se reducirían nuestras convicciones si creyéramos tan solamente en las cosas que pudiéramos ver o observar con el testimonio de los sentidos.

    Sin embargo, existe una Doctrina que tiene todas las respuestas, pues ella posee la llave con la cual podemos comprender todas las cosas de manera muy fácil. Evidentemente estamos hablando de la

DOCTRINA ESPIRITISTA

    La Doctrina Espírita prueba con hechos irrefutables y sin sofismas posibles que el principio inteligente es independiente de la materia.   Hay en nosotros algo más que materia, o sea, el Alma o Espírito que preexiste y sobrevive al cuerpo físico.

    Uno mismo es el punto de partida de las al almas sin excepción; todas son creadas sencillas e ignorantes, y están sometidas al progreso indefinido.  No hay criaturas privilegiadas ni más favorecidas unas que otras.   Los ángeles son seres que han llegado a la perfección, después de haber pasado, como las otras criaturas, por todos los grados inferiores.   Las Almas o Espíritus progresan más rápidamente en virtud de su libre albedrío, mediante el trabajo y la buena voluntad.   La Vida espiritual es la normal.  La Vida corporal es una  fase temporal de la Vida del Espíritu, durante la cual reviste momentáneamente una envoltura material de la que se despoja al morir.

    El espíritu progresa en estado corporal y en estado espiritual.   El corporal es necesario al Espíritu hasta que ha alcanzado cierto grado de perfección.   En él se desarrolla por el trabajo a que le obligan sus propias necesidades, y adquiere conocimientos prácticos especiales.  Siéndole insuficiente una sola existencia corporal para adquirir todas las perfecciones, vuelve a tomar cuerpo tantas veces como le es necesario, y vuelve cada vez con el progreso alcanzado en las existencias anteriores y en la Vida espiritual.   Cuando ha adquirido en un mundo todo lo que en él puede adquirirse. Lo deja para ir a otros más adelantados moral e intelectualmente, menos y menos materiales, y así sucesivamente hasta la perfección relativa de que es susceptible la criatura.

    Por lo tanto, el estado feliz o desgraciado de los Espíritus es inherente a su estado moral.   El castigo es consecuencia de su contumacia en el mal, de manera que, perseverando en él, se castigan por sí mismos.   Pero nunca se les cierra la puerta del arrepentimiento, y pueden, queriéndolo, entrar nuevamente en el camino del bien y llegar con el tiempo a todos los progresos.

    Los niños que mueren en edad temprana pueden estar más o menos adelantados, porque han vivido ya anteriores existencias en las que han podido hacer el bien o cometer malas acciones.  La muerte no les libra de las pruebas que han de sufrir, y en tiempo oportuno dan comienzo a una nueva existencia en la Tierra o en mundos superiores, según su grado de elevación.

    El alma de los cretinos e idiotas es de la misma naturaleza que la de los otros encarnados.  Normalmente su inteligencia es superior, y la insuficiencia de medios en que se hallan para entrar en relación con sus compañeros de existencia les hace sufrir, como a los mudos, el no poder hablar.   Los cretinos abusaron de su inteligencia en anteriores existencias, y para expiar el mal que cometieron, han aceptado voluntariamente el verse reducidos a la impotencia, etc.

    Leemos aún el El Cielo y el Infierno:  (1ª parte, cap. I, ítems 10 hasta 14)

    El razonamiento nos lleva a admitir la individualidad del Alma y también nos acerca a otra consecuencia:  que la suerte del alma ha de depender de las cualidades personales, dado que sería irracional suponer que el Alma atrasada del salvaje y la del hombre perverso pudiesen estar en el mismo nivel que la del hombre sabio y la del hombre bueno.  De acuerdo con la justicia, las Almas deben responsabilizarse por sus actos; pero para ser responsables deben poder optar entre el bien y el mal y tener libre albedrío, ya que sin él imperaría la fatalidad y, por lo tanto, no habría responsabilidad individual.

    Todas las religiones -continúa enseñando Kardec - aceptan la suerte futura del Alma, es decir, el principio de las penas y recompensas futuras.   Este principio se resume en la doctrina del Cielo y del Infierno, que se halla en todos los cultos.   Pero en lo que se difiere es en la definición y en la naturaleza de las penas y recompensas y esencialmente, en los motivos que llevan a unas y a otras.  De ello surgen creencias y contradicciones que, a su vez, dan origen a los diferentes credos y a los deberes especiales que cada uno de ellos impone para honrar a Dios, ganar el Cielo y evitar el Infierno.

    En sus orígenes, todas las religiones han debido estar organizadas según el grado de adelanto moral e intelectual de los hombres.  Éstos, todavía demasiado materializados para comprender el mérito de las cosas puramente espirituales, hicieron que la mayor parte de los deberes religiosos recayesen en el cumplimiento de fórmulas exteriores.   Durante un cierto tiempo, ampliaron sus horizontes y comenzaron a sentir el vacío que esas formas dejaban, por lo cual, al no satisfacer sus necesidades, las abandonaron por la filosofía. Si la religión, adecuada en sus comienzos a los limitados conocimientos humanos, hubiese seguido el progreso constante del Espíritu humano, no existirían hoy incrédulos, porque la necesidad de creer es inherente a la naturaleza humana.   El hombre creerá si se le brinda el alimento espiritual  que armonice con sus necesidades intelectuales.   Quiere saber de dónde viene y hacia dónde va, mas si la meta que se le señala no responde a sus aspiraciones ni a la idea que tiene de Dios, si ella contradice los descubrimientos científicos y si, además, se le imponen condiciones ilógicas para alcanzarla, negará todo.   El materialismo y el panteísmo le parecerán más racionales, porque aceptan la controversia y el razonamiento, y, si bien es cierto el razonamiento de éstos se fundamenta sobre premisas falsas, prefiere raciocinar erróneamente a dejar de hacerlo totalmente.

    Pero si se le presenta un porvenir condicionado lógicamente y digno de la grandeza, justicia e infinita bondad divinas, abandonará al materialismo y al panteísmo, doctrinas que presiente vacías y a las que había aceptado por no conocer otra mejor.

    El Espiritismo le ofrece más, y por eso es aceptado rápidamente por quienes sufren el tormento de la incertidumbre y no hallan, ni en las religiones ni en las filosofías vulgares, lo que buscan; tiene a su favor la lógica del razonamiento y la sanción de los hechos, razón por la cual es combatido inútilmente.

    El hombre posee instintivamente fe en el porvenir, pero, al carecer de bases ciertas para definirlo, ha imaginado sistemas diversos que han llevado a la creación de diferentes credos.

    La Doctrina Espírita sobre el futuro no es una obra imaginaria concebida con una determinada dosis de ingenio, sino el resultado de la observación de hechos materiales que ocurren ante nuestros ojos.   El Espiritismo será el receptáculo de las opiniones divergentes o aisladas y, poco a poco y por la fuerza de las cosas llevará a la unidad de las diferentes creencias, y esa creencia resultante no se basará ya en hipótesis, sino en certezas.

    La unificación, en lo que respecta a la suerte futura de las Almas, será el primer punto de acercamiento entre los diferentes cultos, un paso inmensamente importante hacia la verdadera tolerancia religiosa y, posteriormente, hacia la integración.

    Herculano Pires, escritor espírita brasileño dijo que la idea de que las Almas de los muertos se convierten en llamas fugitivas penetró profundamente en la conciencia colectiva de los pueblos.   Observamos tal creencia incluso en personas esclarecidas que se han convertido al Espiritismo.   En las actas de las sesiones que realizaba  - redactadas por él mismo  - el escritor brasileño Monteiro Lobato se refiere constantemente a los Espíritus como gases, llamas fluctuantes, etcétera, lo que llevaba a algunos de los comunicantes a afirmar tal concepción.  Uno de ellos le respondió: Soy ahora una llamita errante.   Refiriéndose a su propia muerte, Lobato escribió que habría de pasar del estado sólido al gaseoso.   El Espiritismo nos muestra que la situación del hombre después de la muerte es muy diferente a eso.  Conservando el cuerpo espiritual - del que tan precisamente trata el apóstol Pablo en I Corintios -, el Espíritu desencarnado conserva la apariencia de la forma corporal, o sea, las características físicas que lo distinguían en la Vida Terrena, pudiéndose identificar de tal manera en sus manifestaciones a través de la videncia, en los fenómenos de apariciones y de materializaciones.  Eso permite, incluso - lo que extraña a las personas que desconocen el problema -  que el Espíritu se identifique por medio de su propia voz en los fenómenos de audición mediúmnica o de comunicación por voz directa.

    En el capítulo II de la primera parte del libro El Cielo y el Infierno, ítem 10, Allan Kardec nos ha enseñado el siguiente:

    La Doctrina Espírita tiene una manera totalmente distinta de considerar el futuro.   La Vida futura no es una mera hipótesis, sino una realidad.   El estado de las Almas después de la muerte no se explica por medio de un sistema, sino como el resultado de la observación.   El velo se a descorrido; el Mundo Espiritual se nos aparece en toda su realidad viviente.  No son los hombres quienes lo han descubierto, sirviéndose de una concepción ingeniosa, sino los mismos habitantes de ese mundo quienes vienen a nosotros para describirnos su situación.   Así es como vemos seres de todos los niveles en la escala espiritual, en todas las etapas de dicha o desdicha, y asistimos a todas las peripecias que presenta la Vida de ultratumba.   Ese es el motivo por el cual los Espírita enfrentan serenamente a la muerte y viven con calma sus últimos instantes sobre la Tierra.  Lo que los sostiene no es solamente la esperanza:  es la certeza.  Sabe que la Vida futura es sólo la continuación de la existencia presente en mejores condiciones, esperan su llegada con la misma confianza con que aguardan la salida del Sol después de una noche tormentosa.   La causa de esa confianza la hallamos en los hechos mismos de los que ellos son testigos y en la conjunción de esos hechos con la lógica, la justicia, la bondad de Dios y las apariciones más íntimas del hombre.

    Para los Espíritas, el Alma no es más una mera abstracción: tiene un cuerpo etéreo que hace de ella un ser definido capaz de ser concebido por el pensamiento. Esto ya es mucha ayuda para poder fijar las ideas sobre su individualidad, aptitudes y percepciones.   Los recuerdos de quienes nos son queridos reposan sobre algo real.  Ya no se los representa como llamas fugitivas que nada dicen al pensamiento, sino como formas definidas similares a la de los seres vivos. Por otra parte, en lugar de estar perdidos en la inmensidad del Espacio se sabe que están al nuestro alrededor, ya que ambos mundos están en contacto constante y se asisten recíprocamente. La incertidumbre sobre el porvenir ya no es posible y, en consecuencia, el miedo a la muerte ya no tiene razón de ser; se ve venir a la muerte sin temores, pues ella nos liberará y abrirá las puertas de la Vida y nunca las del olvido y de la nada.

    Ese tiempo futuro ya fue previsto por Jesús cuando afirmó: (Juan, 10:16.)

    Tengo otras ovejas que no son de este redil.  También a ellas tengo que apacentarlas.  Ellas escucharán mi voz, y habrá un sólo rebaño y un sólo pastor.

    En esta nueva fase de la evolución humana en la Tierra, al psiquismo humano en marcha ascensional hace falta respuestas más positivas, claras, transparentes. A más de esto o aquello, hay menester de soluciones diferentes de las que hasta hoy haya conocido el hombre, casi todas ellas frutos de la ignorancia...

    La Humanidad necesita un nuevo tiempo de nutrición conceptual que le permita atender a las necesidades cada vez más crecientes del proceso evolutivo.

    En su más reciente libro: Días Gloriosos, Joanna de Ângelis a través de la bendecida mediumnidad de Divaldo Franco, dice en el capítulo 17:

    (...) La convicción espírita llena los terribles vacíos existenciales, concitando al cultivo de la belleza, del progreso y del amor en la búsqueda de la plenitud...  Delante de eso, el ser humano deja de ser simple juguete de fuerzas absurdas y casuales, para tornarse el artífice de su propio destino.

    Probablemente fue por eso que Jesús dice:  (Mateo., 16:27.)

    Dios dará a cada uno según sus obras.



Bibliografía

  • Kardec, A. Obras Póstumas, Las Cinco Alternativas de la Humanidad
  • Kardec, A. El Cielo y el Infierno, Capítulo I
  • Joanna de Ângelis/Franco, D.P. Días Gloriosos, Capítulo 17



Preguntas

Tesoros Enterrados

    Una pregunta que há llegado a nosotros:

    "Buenas tardes, deseaba hacerles una consulta:

    He escuchado que hay personas que cuando van a buscar un tesoro (entierro), elevan a los espiritus que estan en el lugar como guardianes.  ¿Es factible aprender eso, o uno queda cargado negativamente ?"

    A los espiritus superiores no les llama la atención tesoros enterrados o cosas materiales del mismo genero; a los espiritus inferiores - que no saben mucho mas que un hombre encarnado - les gustan las bromas y los chistes. Asi se uno procura el Espiritismo o las informaciones espiritas con objetivo de facilitar su ganancia, puede cambiar sus intenciones ...

    Incluso creo que se uno procura a los espiritus para encontrar tesoros enterrados no necesita de ayuda para quedarse "cargado negativamente", ya esta en esta situación naturalmente !

    Saludos Cordiales,
    Carlos Iglesia


Astral City, Dante Soto, Peru

Hermanos,

    Les pido, por favor, que me remitan la dirección en la WEB donde pueda descargar el libro  "Astral City" de André Luiz.

    Que Díos este con Uds.
    Dante


    El libro fue publicado en formato PDF en la pagina del GEAE, gracias a la gentileza del Christian Spiritist Center y de la Señora Phyllis Haddad  (viuda del tradutor). Este libro, "The Astral City", es una tradución para el inglês del livro "Nosso Lar" (Nuestro Hogar) del espíritu André Luiz, por el médium Francisco Cândido Xavier. La dirección:

    http://www.geae.inf.br/en/books/AstralCity.PDF



Noticias

Algunas direcciones en la Internet

Listas Espíritas

  • Espiritismo-Guatemala (moderada)
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
    • http://es.egroups.com/invite/Espiritismo-Guatemala
  • Espiritismo-Hispano
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
    • http://www.onelist.com/community/Espiritismo_Hispano
  • Espiritismo-Hispano (moderada)
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
    • http://www.egroups.com/group/Espiritismo_Hispano


Periódicos Espíritas
  • Amanecer Espírita, Centro de Estudio Espírita Allan Kardec, Málaga, España
    •  www.airtel.net/personal/jmunozg
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
  • La Hora de la Verdad, Asociación Benéfico-Social "Los Pastoreros", Granada, España
    • http://www.ctv.es/USERS/pastoreros
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
  • Revista Informativa, Federación Espírita Española, Madrid, España
    • http://www.geocities.com/fespiritae
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.


Canais Espíritas
  • Canal #Espiritismo_Estudios
    • http://leo.worldonline.es/espirita
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.


Portal Espírita
  •  Portal Espirita Español
    • http://www.plenus.es.fm
    • Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.



Editores - Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.
Inscripción - http://www.geae.inf.br/el/inscripcion.html
Colección del "Mensajero Espírita" - http://www.geae.inf.br/el/boletins
Colección del "The Spiritist Messenger" - http://www.geae.inf.br/en/boletins
Colección del "Boletim GEAE" - http://www.geae.inf.br/pt/boletins
Pesquisa en las paginas del GEAE - http://www.geae.inf.br/el/search.html